Retrouvez-nous à Viva Technology à Paris du 22 au 25 Mai.
Caast Viva Technology - Paris du 22 au 25 Mai.
Únete a nosotrosÚnase a nosotros
flecha

Cómo los cortometrajes que se pueden comprar están transformando el mundo del comercio minorista

6 de marzo de 2023

Los vídeos cortos shoppable son una tendencia creciente que está transformando el mundo del comercio minorista. Estos vídeos cortos permiten descubrir productos y comprarlos con un solo clic. Exploremos cómo funcionan los vídeos cortos shoppable, por qué son impactantes para las marcas y cómo están transformando la experiencia de compra online.

¿Qué son los Shorts vidéos? 

El cortometraje es un formato de vídeo retrato inmersivo ultracorto de hasta 60 segundos.

Creado originalmente por Tiktok, este nuevo formato fue rápidamente adoptado por las principales plataformas: Reels en Instagram, Youtube short en...Youtube o la más reciente, Inspire en Amazon. Muchos le atribuyen un potencial inigualable en términos de creaciones originales e inspiradoras, respondiendo cada vez más a la demanda de contenidos para picar.

¿Qué es un vídeo corto shoppable?

Los cortos shoppable son vídeos cortos de presentación de productos y/o servicios que ofrecen al internauta la posibilidad de realizar compras directamente desde el mismo vídeo mediante enlaces dinámicos integrados. La originalidad de este formato radica en la posibilidad de navegar de enlace en enlace sin salir nunca de la página del vídeo. En lugar de tener los productos anclados en páginas de destino dedicadas, lo que obligaría al usuario a abandonar el visionado de un vídeo clásico, el vídeo corto shoppable permite una experiencia interactiva y un recorrido de compra fluido. La gran ventaja de este formato es su inspiración social media, que utiliza los códigos de desplazamiento propios de las redes sociales: así mantendrá a sus visitantes atentos en su sitio de comercio electrónico.

¿Cómo están revolucionando los códigos del comercio electrónico los Shorts vidéos que se pueden comprar?

Los vídeos cortos shoppable se han hecho populares por su capacidad para captar la atención de los consumidores. Pueden ver el producto en acción y comprarlo inmediatamente si les interesa, lo que reduce el número de pasos necesarios para completar un pedido.

"Las marcas que añaden vídeos a sus campañas de productos consiguen más de un 60% más de conversiones con un coste menor".

Google Data, Global, comparó 941 campañas que añadieron feeds de productos frente a campañas sin feeds de productos, marzo de 2021-abril de 2021.

Un formato que ya es muy popular

Muy inspirados en las prácticas de las redes sociales, los vídeos cortos shoppable permiten a las marcas promocionar rápida y fácilmente sus productos entre su público objetivo. Como este formato es nativo digital, permite a las marcas llegar a su público objetivo de forma más eficaz y con contenidos más atractivos.

Tiempos de consulta elevados

Además, los vídeos shoppable suelen atraer a un público más participativo e interesado, ya que es más probable que quiera saber más sobre los productos mostrados. Esto es especialmente cierto en el caso de los vídeos de moda y belleza, en los que los espectadores suelen buscar consejos e inspiración . Por ejemplo, obtendrás un índice de participación mucho mayor si tus productos se agrupan en una colección o cápsula temática (periodo de rebajas, celebraciones de fin de año, San Valentín, etc.) en lugar de una sola toma.

Continuidad en la experiencia de las redes sociales

Los vídeos shoppable son una herramienta ideal para desarrollar o mejorar sus estrategias de contenidos en las redes sociales. Pueden utilizarse para promocionar nuevos productos o servicios, proporcionando contenidos listos para usar. Refuerzan tu identidad de marca y mejoran la fidelidad de los clientes al crear un vínculo más estrecho entre ellos y tu marca.

Un formato teaser

El formato teaser es una forma estupenda de captar la atención del público y despertar su curiosidad. Pero, ¿cómo puede hacer que su teaser sea aún más eficaz y atractivo? La respuesta es sencilla: utilice vídeos cortos que se puedan comprar. Utilízalos para promocionar tus productos, ofertas especiales y cualquier otra cosa que quieras destacar. Y no olvide promocionar su contenido para llegar a un público más amplio y fomentar la participación. Por ejemplo, puedes incluir enlaces a productos, páginas web u ofertas especiales directamente en el vídeo. Cuando combinas los vídeos cortos shoppable con un formato teaser, creas una experiencia visual atractiva que anima a tu audiencia a explorar más tu contenido.


Experiencia de compra integrada

Las videocompras son especialmente útiles para productos que requieren una demostración en tiempo real, como la electrónica, la ropa y los productos de belleza. Al ver el vídeo, los usuarios pueden ver cómo funciona el producto, cómo se utiliza y cómo encaja en su vida cotidiana. Esto les permite tomar una decisión de compra más informada, lo que reduce el riesgo de devolución del producto y aumenta la satisfacción del cliente.

Facilidad de despliegue técnico

Integrar vídeos shoppable en tu sitio de comercio electrónico o en tus redes sociales es más fácil de lo que crees. Elija una plataforma de alojamiento de vídeos que admita vídeos shoppable, cree su vídeo, añada botones shoppable y, a continuación, incrústelo en su sitio web o redes sociales. Con un poco de tiempo y esfuerzo, puedes crear vídeos atractivos y atrayentes que aumentarán tus ventas y la participación en línea. Es importante tener en cuenta que la incrustación de vídeos shoppable puede variar en función de la plataforma de alojamiento de vídeos y de la plataforma en la que los incrustes. Por lo tanto, es importante leer las instrucciones específicas de cada plataforma.

Facilidad de producción de contenidos

Los vídeos cortos que se pueden comprar son una fuente inagotable de contenidos. Pueden utilizarse para mostrar productos de forma creativa, demostrar su uso en la vida real y aportar autenticidad a la experiencia digital. Ya tienes contenido de tus Lives Shopping, ¡reciclalo! Añade a esto una verdadera estrategia de contenidos bien pensada y con tus colores de marca, y tendrás todas las claves en la mano para que tus eventos de venta online sean un éxito.

Facilidad de análisis del rendimiento

Con una conexión a sus herramientas de análisis, puede ver cuántas personas vieron el vídeo, cuántas hicieron clic en el enlace para comprar el producto y cuántas lo compraron realmente. Analiza tus distintas campañas, comprueba qué funciona y qué no, y ajusta tus estrategias en consecuencia.

¿Dónde desplegar los Shorts vidéos en su sitio?

Los vídeos que se pueden comprar son una excelente forma de impulsar las ventas en línea. Para sacar el máximo partido de esta tecnología, es importante saber dónde desplegarlos en su sitio web. 

Páginas de productos

En primer lugar, es importante colocar vídeos shoppable en las páginas de productos relevantes. Por ejemplo, si vende ropa, puede colocar vídeos shoppable en las páginas de cada artículo. De este modo, los clientes pueden ver los productos en acción y hacer clic en las zonas interactivas para obtener más información sobre cada artículo.

Página de categorías

Además, también puede colocar vídeos shoppable en las páginas de categorías de productos . Esto permite a los clientes ver una variedad de opciones y encontrar productos que se ajusten a sus necesidades.

Página de inicio

Por último, es importante señalar que los vídeos shoppable también pueden estar presentes en su página de inicio. Ofrecen la posibilidad de crear un universo memorable en línea con sus valores, de animar su sitio en función de su estacionalidad comercial y de las novedades, y de permitir una navegación más larga en su sitio (¡También disminuimos la tasa de rebote!).

En resumen, los vídeos shoppable son una excelente forma de impulsar las ventas online. Si los implementas en páginas de productos y categorías relevantes y utilizas integraciones sencillas, puedes ofrecer una experiencia de usuario inmersiva e interactiva que aumente la satisfacción y las ventas.

En resumen 

Estos vídeos ofrecen a los consumidores una experiencia de compra más interactiva, fluida e intuitiva . Las marcas pueden utilizarlos para diferenciarse de sus competidores, impulsar el branding y la narrativa en torno a su negocio y conectar cada vez más con su público objetivo. En última instancia, los vídeos cortos shoppable son un medio eficaz para que las marcas midan la participación y las conversiones, y ajusten su estrategia en consecuencia.